1 de agosto de 2017

Aniara (1956) de Harry Martinson


El autor sueco Harry Martinson publicó en 1956 una colección de 103 poemas que narran la triste historia de la nave estelar Aniara, perdida y errante en lo más profundo del espacio, en cuyo interior viven refugiados los últimos supervivientes de la raza humana. Gracias a la editorial Gallo Nero, y a la elaborada traducción de Carmen Montes Cano, desde el año 2015 podemos acceder al fin a esta obra nunca antes publicada en castellano. En ella Martinson nos hace partícipes, con extrema sensibilidad, de la añoranza por el hogar perdido y de la orfandad que padecen los pasajeros de tan solitario vehículo. Verso a verso, reviviremos la naturaleza singular e irreemplazable de cada ser humano vivo, a pesar de las desmesuradas magnitudes del cosmos. Aniara, entre otros inabarcables matices, es un canto elegíaco y ecologista, es un alegato a favor de la paz, es una más que vigente advertencia sobre el mañana y es una declaración de amor al arte: esencial para la expresividad, la comunicación y la evolución del ser humano. El artífice de esta obra inolvidable se suicidó en 1978, después de sufrir una etapa de aislamiento y depresión ocasionada por las duras críticas recibidas en su propio país tras recibir el premio Nobel de literatura... Aquí al menos, en mi libro, Aniara y su autor no dejarán nunca de navegar.

2 de mayo de 2017

"Legion" (2017) de Noah Hawley


Noah Hawley, creador de Fargo —una de las series más importantes de la presente década—, es el responsable de Legion (2017), adaptación del cómic del mismo nombre de la editorial Marvel, donde la búsqueda artística se antepone a la persecución de los índices de audiencia. La exuberante estética retrofuturista, que bebe directamente de películas como Fahrenheit 451 (1966) de François Truffaut o La naranja mecánica (A Clockwork Orange, 1971) de Stanley Kubrick, sumada a la muy cuidada banda sonora con temas, entre otros, de The Who o Pink Floyd (no en vano el principal personaje femenino se llama Syd Barrett), dan como resultado un atractivo y caleidoscópico torvellino audiovisual. La ambigüedad sobre el estado mental del protagonista le sirve a los creadores de Legion para diluir los límites entre la realidad y los sueños —muy en la línea de las mejores novelas de Philip K. Dick—, de manera que cada episodio se convierte en un 'tour de force' narrativo donde el espectador se siente balanceado entre la fascinación y la aversión, la euforia y el terror. El excelente actor británico Dan Stevens interpreta a David Haller, el enmarañado protagonista de Legion, que aglutina en su mente todo un País de las maravillas en el que desear adentrarse, y tal vez perderse, "solo un capítulo más"...



Imagen de la cabecera extraída de la película "Metrópolis" (1927) dirigida por Fritz Lang